Project Description

Cisne Común

Cygnus olor

El cisne común o cisne mudo es un ave de grandes dimensiones recubierto totalmente de un plumaje blanco. Posee un largo cuello y un pico de color amarillo anaranjado a rojo, diferenciándose de los otros tipos de cisnes blancos que lo tiene de color negro y amarillo. También es el único cisne blanco al que le crece una carúncula o carnosidad negra sobre la base del pico.

Tiene el segundo mayor tamaño del género, solo siendo el cisne trompetero un poco mayor.

No presenta dimorfismo sexual, a excepción de un ligero mayor tamaño corporal de los machos, a la vez que una carúncula un poco más desarrollada.

Aunque son menos ruidosos que otras especies de cisnes, no son mudos, como indica uno de sus nombres comunes, ya que poseen un repertorio bocal compuesto de diversos silbidos y gruñidos.

Los cisnes blancos son aves tranquilas pero sumamente territoriales, sobre todo cuando ocupan espacios bastante pequeños. No obstante, en zonas grandes y provistas de alimento suficiente, pueden llegar a formar colonias de un centenar de parejas, aunque apenas se relacionan entre ellas.

Las parejas se forman en otoño o invierno, se unen de por vida y con frecuencia utilizan el mismo nido que arreglan año tras año, con lo que puede alcanzar los dos metros de diámetro.

Características

– Número de crías:

Suelen tener un mínimo de 3 y un máximo de 8 crías.

– Periodo de incubación:

Tardan entre unos 35 y 38 días en realizar el período de incubación.

– Longitud y peso:

Altura: 69 – 90 cm

Envergadura alar: 200 – 240 cm

Peso: 7 – 15 kg

– Familia:

Pertenece a la familia de los Anatidae (Anseriformes).

– Estado de conservación:

– Localización:

Información básica

DIETA

De alimentación omnívora, su dieta consiste en plantas acuáticas complementada con semillas, insectos, ranas y peces.

HÁBITAT

Lagos y ríos poco caudalosos, con orillas donde crezca vegetación alta. Son originarios de Europa y Asía, aunque se han extendido por todo el hemisferio norte.

LONGEVIDAD

Pueden vivir hasta 20 años en la naturaleza, llegando a alcanzar los 30 años bajo cuidado controlado por humanos en instalaciones zoológicas.

¿Sabías que?

Los cisnes son monógamos, llegando al extremo de que cuando desaparezca un componente de la pareja, el otro no busca otra nueva.

En ocasiones los polluelos jóvenes de cisne común son transportados por los padres subidos en su espalda.