Project Description

Galápago de Florida

Trachemys scripta elegans

Los galápagos de florida son de coloración verdosa, las más jóvenes o recién nacidas, poseen un color verde hoja, y conforme van creciendo se oscurecen un poco hasta volverse de un verde muy oscuro, para más tarde tomar un tono entre marrón y oliva. El plastrón, o parte inferior del caparazón es siempre de color amarillo claro. Todo su caparazón está cubierto con rayas y manchas que en la naturaleza le ayudan a camuflarse mejor.

El nombre de tortuga de orejas rojas, se debe a las dos manchas de color rojo ladrillo que se localizan en la parte posterior de sus ojos, en la posición donde se encontrarían las orejas, aunque estas manchas se van decolorando con el paso del tiempo.

Son animales casi completamente acuáticos, pero a veces dejan el agua para descansar y tomar el sol, dado que son reptiles, por lo tanto animales de sangre fría, por lo que no pueden controlar por sí solos la temperatura de su cuerpo, así que dependen por completo de la temperatura del ambiente. Es por esto que necesitan tomar continuamente baños de sol para calentarse y mantener su temperatura interna, siendo común observar varias tortugas de orejas rojas juntas tomando el sol e incluso colocadas unas encimas de otras.

Los galápagos de florida o tortugas de orejas rojas pueden hibernar en el fondo de estanques o lagos poco profundos durante los meses de invierno, dejando de comer y defecar, no moviéndose prácticamente y reduciendo su frecuencia de respiración.

Características

– Número de crías:

Suelen tener un mínimo de 2 y un máximo de 20 crías.

– Periodo de incubación:

Tardan entre unos 37 y 40 días en realizar el período de incubación.

– Longitud y peso:

Longitud: 20 – 40 cm

Peso: 0’25 – 4 kg

– Familia:

Pertenece a la familia de los Emydidae (Testudines).

– Estado de conservación:

– Localización:

Información básica

DIETA

De alimentación omnívora, su dieta engloba desde vegetación acuática hasta numerosas especies de invertebrados y pequeños vertebrados.

HÁBITAT

Originarias de la región que comprende el sureste de los Estados Unidos y el noreste de México, habitan naturalmente en zonas donde haya alguna fuente de agua tranquila y templada con abundante vegetación, como estanques, lagos, pantanos, riachuelos, arroyos o ríos con corrientes lentas.

LONGEVIDAD

Pueden vivir hasta 30 años en la naturaleza, llegando a alcanzar los 50 años bajo cuidado controlado por humanos en instalaciones zoológicas.

¿Sabías que?

Debido a su potencial colonizador constituyen una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, habiendo sido, por estos motivos, incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras y estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio. Colaborando con el control de esta especie invasora, el Centro de Conservación Zoo de Córdoba actúa como centro de recepción de las mismas.