Project Description

Lechuza Común

Tyto alba

La lechuza común es un ave de mediano tamaño, de aspecto esbelto, largas patas y voluminosa cabeza. Posee un plumaje en el que predominan los tonos leonados y dorados en el dorso y el blanco puro, incluso ligeramente platead, en las zonas ventrales. Las plumas dorsales y la parte superior de las alas y la cola presentan sutiles punteados de color negro, gris y blancuzco, en tanto que las regiones ventrales pueden mostrar un moteado variable. En el rostro, inconfundible por su forma de corazón, destacan los ojos intensamente negros y el prominente pico de color claro.

Las alas son relativamente cortas y redondeadas, y poseen una particular estructura de filoplumas, especialmente suaves, que dotan a esta rapaz de un vuelo silencioso.

Son aves sedentarias y solitarias, de hábitos nocturnos o crepusculares.

Éste ave no fabrica nidos, anidando en zonas y estructuras desarrolladas por el hombre, tales como campanarios, desvanes, graneros o ruinas.

Las lechuzas suelen ingerir sus presas completas, por lo que debido a su pobre capacidad de digestión, regurgitan los huesos, pelo o pluma de sus presas en forma de egagrópilas.

Características

– Número de crías:

Suelen tener un mínimo de 3 y un máximo de 6 crías.

– Periodo de incubación:

Tardan entre unos 30 y 35 días en realizar el período de incubación.

– Longitud y peso:

Altura: 33 – 35 cm

Envergadura alar: 80 – 95 cm

Peso: 0´35 – 0´4 kg

– Familia:

Pertenece a la familia de los Tytonidae (Strigiformes).

– Estado de conservación:

– Localización:

Información básica

DIETA

Carnívora, se alimentan principalmente de pequeños roedores, especialmente ratones y musarañas, aunque también caza pequeños pájaros, insectos y, en menor medida, anfibios y reptiles.

HÁBITAT

Viven generalmente asociadas a núcleos urbanos rurales, donde se reproducen, aunque dependen de zonas de campo abierto próximas para cazar. Habitan amplias regiones del planeta, excepto regiones frías o extremadamente áridas.

LONGEVIDAD

Pueden vivir hasta 10 años en la naturaleza, llegando a alcanzar los 16 años bajo cuidado controlado por humanos en instalaciones zoológicas.

¿Sabías que?

Las lechuzas utilizan su amplio disco facial como una sofisticada parábola receptora de los sonidos que emiten sus presas, a las que así localiza para atraparlas con sus largos dedos, tras abalanzarse sobre ellas en un silencio casi absoluto.

Pueden consumir el doble de comida que otras rapaces nocturnas en comparación con su peso, siendo animales muy útiles para el ser humano, ya que se alimentan de roedores, motivo por el cual muchos campesinos promueven su proliferación ya que representan una seguridad para salvaguardar los cultivos. Estas realizan un mejor control de las poblaciones de roedores que las trampas, el veneno o los gatos.