Project Description

LÉMUR RUFO BLANCO Y NEGRO

Varecia variegata

El lémur rufo blanco y negro es la especie de mayor tamaño de la familia de los Lemúridos, soliendo ser las hembras algo mayores que los machos.

El color del pelaje es variable presentando zonas de color blanco sobre su cabeza, miembros y parte posterior. Con un hocico parecido al de los perros, poseen una cola larga y suave, melena en su cuello y orejas cubiertas por un mechón de pelo.

Son de costumbres crepusculares, siendo más activos durante el anochecer.

Viven en grupos familiares formados por entre 2 y 5 individuos, que normalmente incluyen una pareja de adultos y miembros juveniles.
Se diferencia de otros lémures por variaciones en su fisonomía craneal y por la presencia de una glándula en el cuello, además de poseer tres pares de mamas.

No suelen reproducirse con éxito todos los años, pero cuando lo hacen, más de la mitad de los nacimientos suelen ser de gemelos. Las hembras transportan a las crías con la boca y normalmente las dejan en lugares seguros mientras se alimentan.

Características

– Número de crías:

Tienen de una a tres crías por gestación.

– Periodo de gestación:

Tardan entre unos 90 y 110 días en realizar el período de gestación.

– Longitud y peso:

Altura: 51 – 60 cm

Longitud cola: 52 – 62 cm

Peso: 4 – 10 kg

– Familia:

Pertenece a la familia de los lemúridos (Lemuridae).

– Estado de conservación:

– Localización:

Información básica

DIETA

De alimentación principalmente herbívora, su dieta varía entre la estación seca, donde se alimenta en su mayoría de hojas, y la estación húmeda donde ingiere frutos de los árboles, hojas, flores, hierbas. También incluyen en su alimentación huevos y pequeños invertebrados como insectos, complementando su dieta complementando su dieta con la ingesta de tierra para aprovechar los minerales.

HÁBITAT

Habita en los bosques dispersos que se encuentran en las mesetas de la zona norte de Madagascar. También tiene presencia en la isla Mayotte donde ha sido introducido.

LONGEVIDAD

Pueden vivir hasta 20 años en la naturaleza, llegando a alcanzar los 26 años bajo cuidado controlado por humanos en instalaciones zoológicas.

¿Sabías que?

El lémur rufo blanco y negro tiene la segunda llamada más ruidosa del grupo de los primates, tras el mono aullador.