Project Description

Leopardo de Sri Lanka

Pantera pardus kotiya

Son de un pelaje cremoso o pardusco claro con rosetones y manchas oscuras por todo el cuerpo, incluso en las patas, las partes inferiores y la cola. No obstante, es frecuente la aparición de ejemplares melánicos, cuyo pelaje parece completamente negro.

Poseen unas pupilas muy dilatables que le permiten ver tanto en la oscuridad como durante el día. Los fuertes músculos de sus extremidades que actúan sobre sus uñas retráctiles y durísimas, favorecen que puedan trepar fácilmente a los árboles. Además, su larga cola los equilibra perfectamente en la carrera y en los grandes saltos que dan durante la caza o la persecución de una presa.

Comen con exquisita limpieza, sin apenas mancharse y sin desgarrar la pieza que, reduciéndola poco a poco a una piel vacía.

Los leopardos machos son ligeramente más grandes que las hembras.

De hábitos nocturnos y solitarios, ocupa territorios entre 10 y 30 km2, que marca dejando señales de arañazos en los troncos de los árboles y orinando sobre troncos, ramas y cepas. Mediante la vocalización avisa de su presencia en el territorio y, en el caso de las hembras, también la emiten para atraer al macho en la época de celo y para llamar a las crías. A los dos o tres años de edad los machos se van del territorio materno para establecerse en un territorio nuevo, mientras que las hembras ocupan parte del territorio de la madre.

Características

– Número de crías:

Suelen tener un mínimo de 1 y un máximo de 6 crías.

– Periodo de gestación:

Tardan entre unos 90 y 105 días en realizar el período de gestación.

– Longitud y peso:

Altura: 50 – 75 cm

Longitud: 90 – 110 cm (+ 45 – 60 cm de cola)

Peso: 30 – 70 kg

– Familia:

Pertenece a la familia de los Felidae (Carnívora).

– Estado de conservación:

– Localización:

Información básica

DIETA

De alimentación carnívora, como la mayor parte de los leopardos mantiene una dieta variada que incluye desde pequeños mamíferos, pájaros y reptiles a monos, jabalíes y ciervos, pudiendo los machos adultos llegar a depredar búfalos.

HÁBITAT

Es endémico de la isla de Sri Lanka, habitando principalmente en selvas y bosques con una buena cobertura arbórea, aunque también se puede adaptar a zonas más abiertas como las sabanas herbáceas, las áreas arbustivas o las regiones montañosas.

LONGEVIDAD

Pueden vivir hasta 12 años en la naturaleza, llegando a alcanzar los 22 años bajo cuidado controlado por humanos en instalaciones zoológicas.

¿Sabías que?

El melanismo es una mutación genética que presentan algunos ejemplares de leopardo, que hace que el pelaje parezca totalmente negro, aunque bajo ciertos reflejos de la luz, se pueden observar las características manchas negras. Este melanismo puede suponer una ventaja a la hora de camuflarse en zonas de bosques densos.

A diferencia de otros leopardos, el leopardo de Sri Lanka no sube las presas a los árboles para comerlas más tranquilamente, debido a la falta de grandes competidores en la isla.