Project Description

Lince Ibérico

Linx pardinus

El lince ibérico es un felino de patas largas y cola corta con el extremo de color negro. Es muy identificativa de esta especie su cara redondeada por pelos muy largos, formando una especie de patillas terminadas en punta, al igual que sus grandes y erguidas orejas, dotadas de unos característicos pelos con forma de pincel de color negro.

El color de fondo de su pelaje es leonado, mostrando a veces tonalidad algo grisácea, y estando recubierto de multitud de motas de color negro. Un mayor número de estas motas, así como un menor tamaño y una mayor longitud de sus patillas, son características que lo diferencia de su congénere europeo. Tanto las manchas como la longitud de las patillas aumentan con la edad, siendo siempre mayores en los machos que en las hembras.

Los linces ibéricos tienen actividad crepuscular y nocturna, sobre todo en verano, siendo más diurno en invierno. En la mayoría de los casos viven de manera solitaria y nómada, excepto en las épocas de celo y cría, aunque tras el celo el macho se desentiende de la hembra, no cooperando en la cría.

Son animales muy territoriales, poseyendo los machos territorios extensos que solapan con los de varias hembras, algo menores en extensión.

Los linces ibéricos son ágiles cazadores, especializados en la captura de conejos, a los que se aproximan sigilosamente para saltar sobre ellos y atraparlos.

Características

– Número de crías:

Suelen tener un mínimo de 1 y un máximo de 4 crías.

– Periodo de gestación:

Tardan entre unos 63 y 73 días en realizar el período de gestación.

– Longitud y peso:

Altura: 40 – 55 cm

Longitud: 75 – 100 cm

Peso: 9 – 14 kg

Familia:

Pertenece a la familia de los Felidae (Carnívora).

– Estado de conservación:

– Localización:

Información básica

DIETA

De alimentación carnívora, su dieta se basa principalmente en conejos, en los que esta especializado en su captura, aunque también preda sobre roedores, liebres, cérvidos, anátidas y otras aves como las perdices.

HÁBITAT

Es un animal endémico de la Península Ibérica, habitando zonas de bosque y matorral mediterráneo como Sierra Morena y Doñana.

LONGEVIDAD

Pueden vivir hasta 13 años en la naturaleza, llegando a alcanzar los 18 años bajo cuidado controlado por humanos en instalaciones zoológicas.

¿Sabías que?

Las principales amenazas sobre la especie son la mortalidad inducida por el hombre, sobre todo por atropellos con vehículos de motor, pero también por caza furtiva directa, instalación de cepos y lazos dirigidos a otras especies, envenenamiento ilegal, etc.

Las dos metas principales del Programa de cría en cautividad consisten en asegurar a corto plazo la conservación del material genético de la especie y crear, a medio y largo plazo, nuevas poblaciones de lince ibérico a través de programas de reintroducción en su medio natural.